Altas temperaturas de invierno no permiten hibernar a los osos en Rusia

La hibernación es la capacidad que tienen ciertos animales para adaptarse a condiciones climáticas extremadamente fría. Este año las temperaturas han sido mas altas de lo normal.
Wikipedia/Dereckson

El frio no es tan intenso como otros años en Rusia, que viene afectando seriamente a los osos polares y la flora y fauna de este país.

Las temperaturas han sido anormalmente altas estos últimos meses y este fenómeno ha hecho que los osos y los erizos no hayan hibernado.

Este fenómeno ha significado algo negativo para los cazadores y bueno para los animales del bosque, según Yevgueni Yeskov, profesor de la Universidad Agraria Estatal rusa.

Anteriormente, los cazadores aguardaban con un rifle cerca de las trampas en las zonas de alimentación, y ahora las bestias no se acercan a ellos; no les hace falta, porque la comida está por todo el bosque.

Los osos hibernan tan pronto como empieza a nevar. El letargo es su segunda preocupación; la primera es la comida. Si hay mucha, el oso no tiene motivos para hibernar.

La hibernación es la capacidad que tienen ciertos animales para adaptarse a condiciones climáticas extremadamente frías. Es un estado de hipotermia regulada durante algunos días, semanas o meses, que les permite conservar su energía durante el invierno.