El supuesto autor material del atentado del martes en Bogotá iba disfrazado con una bata blanca y una gorra de la que salía una peluca con rizos, reveló un vídeo de cámaras de seguridad instaladas en la zona donde ocurrió el ataque con bomba, que dejó dos muertos y medio centenar de heridos.

Las imágenes, reproducidas hoy en el noticiero de RCN Televisión, muestran momentos previos y posteriores a la explosión, excepto cómo el individuo colocó supuestamente el artefacto en el automóvil del exministro colombiano Fernando Londoño, quien era el objetivo del ataque y resultó herido, mientras que murieron su escolta y su conductor.

Así, en la grabación aparecen en primer lugar los dos vehículos en los que viajaban el exministro Fernando Londoño y los integrantes de su esquema de seguridad y el autobús público de color verde que también resultó afectado y cuyo chófer se encuentra en estado grave de salud.

Después, por la calle en la que se movilizaban estos vehículos, entra un hombre vestido con una bata blanca, una gorra con una peluca de rizos y una especie de paquete o cesta que sujeta con su brazo derecho y que podría ser el artefacto que según han apuntado las autoridades habría adoptado la modalidad de una bomba lapa, usada en el pasado por la banda terrorista vasca ETA, entre otros grupos.

El hombre cruza entre los vehículos que se agolpaban ante el semáforo de la calle 74 y la Avenida Caracas, un concurrido cruce en una zona financiera, comercial y de universidades bogotana, y en ese momento la cámara deja de registrar la trayectoria del hombre.

Al cabo de tres segundos, las imágenes reflejan un estruendo y el humo invade el lugar, mientras la onda expansiva logra desplazar incluso a un motorista que esperaba a que el semáforo se pusiera en verde.

Según este vídeo, la hora del suceso serían las 11.00 horas y 20 segundos (16.00.20 GMT).

Después la imagen de una cámara ubicada en otro punto de las inmediaciones presenta al supuesto autor material del atentado escapando a la carrera y logra incluso mantenerse en pie, mientras que otro testigo cae al suelo por el efecto de la onda expansiva de la explosión.

Aunque al parecer un cómplice esperaba en una motocicleta al hombre disfrazado, el autor del atentado decidió salir corriendo.

Las autoridades revelaron el martes que tanto la peluca como la bata aparecieron en una calle cercana manchadas de sangre.

El ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón, dijo hoy en una rueda de prensa que una comisión formada por fiscales, agencias de inteligencia y miembros de las fuerzas de seguridad investigan todavía los pormenores del modus operandi.

En ese sentido, Pinzón señaló que si bien hay indicios de que el grupo guerrillero FARC puede estar detrás del atentado, no descarta la posibilidad de que "otro grupo terrorista" sea el autor.

EFE