La Policía Nacional de Colombia rectificó la cifra de víctimas del atentado perpetrado hoy en Bogotá, que, según los datos actualizados, son dos muertos y 39 heridos en lugar de los cinco muertos y 29 heridos de los que fuentes oficiales habían informado previamente.

El portavoz de la Policía, Alberto Cantillo, dio estas cifras tras varias horas de caos y de, al parecer, contrastar la información con los hospitales a donde fueron trasladados tanto los heridos como las víctimas mortales.

Las personas fallecidas fueron el chofer del exministro de Interior Fernando Londoño, contra quien iba dirigido el atentado, así como un policía que formaba parte de su esquema de seguridad, confirmó el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, que visitó al exministro en la clínica a la que fue llevado.

Londoño, que salió del vehículo blindado en el que viajaba por su propio pie y ensangrentado, resultó herido y se encuentra "estable".

Santos, que tras la visita dijo que pudieran ser "tres" los muertos en el atentado, subrayó que el exministro está "muy afectado por lo que ha sucedido y muy conmovido por la muerte de sus dos escoltas".

"Nuestros corazones están con los las familias de estas dos individuos que murieron, dos escoltas", manifestó Santos a los periodistas y familiares de los heridos congregados en la Clínica Country, donde están la mayoría de las víctimas.

Explicó que el responsable de este hospital le indicó que su equipo ha atendido a 25 heridos, de los que ocho ya han sido dados de alta y tres sometidos a cirugías.

De acuerdo al último parte médico distribuido por este centro de salud, uno de los heridos "va a perder una extremidad superior", agregó el presidente, quien fue ministro durante la Presidencia de Álvaro Úribe (2002-2010), al igual que Londoño.

EFE