Descuartizador de mozo pide perdón a familia

El detenido estuvo en la División Policial de Ate para las investigaciones preliminares pero, una vez que confesó su delito, se decidió su traslado a la Dirincri.
Andina

Durante su traslado hasta la sede de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) de Lima, Almíber Ríos Vargas, asesino confeso del joven mozo Pedro Pascual Salluca Suma, pidió perdón a los familiares de la víctima, cuyo cuerpo descuartizó y dejó abandonado en una calle de Ate.

El detenido estuvo en la División Policial de Ate para las investigaciones preliminares pero, una vez que confesó su delito, se decidió su traslado a la Dirincri.

Según sus revelaciones, el crimen fue perpetrado el pasado 14 de mayo en el cuarto que el asesino tenía alquilado donde habrían estado bebiendo licor. En ese lugar descuartizó a su víctima.

El homicida declaró brevemente a la prensa para pedir perdón a los familiares de su víctima y asegurar que su hermano menor Jaquey Ríos Vargas no tuvo nada que ver en el hecho.

Precisamente, este joven fue capturado cuando se encontraba en Pichanaki, Junín, mientras que la detención del asesino confeso ocurrió cuando se disponía a abordar en el terminal de Yerbateros, un bus interprovincial con destino a ese mismo distrito.

Durante la madrugada, la Policía llevó a los dos hermanos al cuarto donde se cometió el crimen, donde se habría hallado rastros de sangre en las paredes y en un colchón.

El cuerpo de Sullaca Suma, mozo de la pollería La Crocante, fue hallado despedazado en la vía pública en varias bolsas. Las investigaciones llevaron hasta Ríos Vargas, quien era su compañero de trabajo.

Andina