Foto: EFE (Referencial)

La policía ha detenido a ocho personas en relación con el incendio del rascacielos de Shanghái en el que han muerto hasta el momento 53 personas y por el que hay más de 70 heridos, informó hoy el diario local "Shanghai Daily".

Entre los ocho detenidos se encuentran los cuatro soldadores sin licencia que fueron arrestados en la mañana de ayer y de quienes se sospecha que iniciaron accidentalmente el fuego que envolvió el edificio de 28 plantas del céntrico distrito shanghainés de Jingan, pero no se han desvelado las identidades del resto.

Las autoridades locales intentan todavía determinar cuántos residentes se encontraban en el lugar en el momento del fuego, que comenzó el lunes alrededor de las 14.00 horas (6.00 GMT), y el número de personas desaparecidas.

De los 70 heridos hospitalizados, 15 se encuentran en estado crítico, por lo que la cifra de muertos puede aumentar.

Además, según informó la agencia de noticias Xinhua, el Gobierno chino ha mandado una circular ordenando que se aumenten las medidas de seguridad para prevenir este tipo de sucesos.

Entre las medidas que incluye están campañas para inspeccionar y eliminar riesgos de incendio, educar al público sobre el control de los fuegos e implementar un sistema para contabilizar los incendios accidentales.

Este incendio ha sido el peor en los últimos años en Shanghái, y en el mismo han muerto más personas que en los más de 4.000 que se registraron entre principio de año y el 25 de septiembre, que sumaron 33 víctimas mortales y 38 heridos.

 

EFE