Entre los 27 fallecidos tras el tiroteo en un escuela primaria de Connecticut (Estados Unidos), se encontraban 20 niños, uno de ellos Emilie Parker, de apenas 6 años, su padre pese a la conmoción por su pérdida envió sus condolencias a la familia de Adam Lanza, el homicida que perpetró la masacre ocurrida el viernes último.

“No puedo imaginarme lo difícil que esta experiencia debe ser para ustedes, y quiero que sepan que nuestra familia, nuestro amor y nuestro apoyo va para ustedes también”, expresó Robbie Parker según recoge CNN.

El progenitor dijo que hallaba consuelo al reflexionar en la increíble persona que era Emilie, cuya vida fue cegada prematuramente.

“Le encantaba usar sus talentos para tocar las vidas de todos a los que conocía”, agregó. “Siempre llevaba con ella sus lápices así que nunca se perdía la oportunidad de dibujar o hacer una carta para los que la rodeaban”, manifestó.

Parker afirmó que no quería que la tragedia se volviera en “algo que nos defina, sino en algo que nos inspire a ser mejores, a ser personas más compasivas y humildes”.