La Policía española cargó este martes contra miles de los manifestantes que se concentraron en las cercanías de la cámara baja del parlamento, en Madrid, en la iniciativa de protesta convocada bajo el lema "Rodea el Congreso" que clama contra los políticos que "tienen secuestrada la democracia".

La movilización es “una respuesta a los recortes del Gobierno” en favor de los grandes poderes financieros, que acaban pagando los ciudadanos, denuncia la activista Feli Velázquez.

La policía mantiene a raya a los manifestantes, que intentan saltar las barricadas, usando porras y gases lacrimógenos y acordona la plaza ante la Cámara Baja con autobuses policiales. Ya se han practicado al menos 22 detenciones.

Los congregados corearon lemas como "Eso, eso, eso, nos vamos al Congreso", "Menos policía y más educación", "Lo llaman democracia y no lo es" o "Detrás de los leones, hay muchos ladrones", este último en alusión a las dos estatuas de estos felinos que flanquean el edificio parlamentario.