Terrible suerte la que corrió Marjorie Loza de 76 años la tarde del último sábado 5, cuando pretendía cruzar la pista en búsqueda del paradero del bus, a la altura de la cuadra 20 de la av. Elmer Faucett, en la urbanización San José, en el Callao. 
 
Mientras caminaba apoyada en la mano de su amiga se cruzó con un buzón tapado por una delgada tabla de triplay, que aparentaba ser un deperdicio, y que fue la trampa en la que cayó.
 
Vecinos de la zona aseguraron que este profunda cavidad era obra de la empresa Movistar, ya que según señalan luego del incidente se acercaron para cubrirlo con una capa de cemento. Los mortificados familiares no tuvieron oportunidad de hablar con representantes de la empresa.
 
Actualmente, la afectada está internada en el Hospital Grau. Su diagnóstico es estable; sin embargo, padece de múltiples contusiones y una herida de cinco centímetros en la cabeza. Sus familiares esperan que la empresa responsable se haga cargo de su tratamiento.