Comerciantes del emporio Gamarra anunciaron que cerrarán este jueves sus negocios y marcharán al Congreso de la República en protesta, según dijeron, por las facilidades que brinda el gobierno a las importaciones de ropa fabricada en China.

La concentración previa -que tiene el propósito de dirigirse al Poder Legislativo- está anunciada para las 9:00 a.m. en el parque Cánepa.

Arturo Zavala, representante de los manufactureros, alertó que las ventas en Gamarra han bajado en 40 por ciento.

Explicó que los importadores de ropa china pagan 5 dólares por kilo, mientras los productores nacionales apenas pueden comprar un metro de tela con esa cantidad. Por eso, dijo que, muchos talleres han ido quebrando.

“Aquí hay una competencia desleal, la ropa china ha invadido el 80% del mercado nacional mientras que el resto es para los productores nacionales”, expresó.

Agregó que cuando ellos realizan el proceso productivo cumplen con las normas legales tributarias con el Estado, mientras que las importaciones chinas entran al Perú indiscriminadamente.

Propuso que las importaciones tengan una tasa nueva de importación del 10% en la Aduana e incrementar a 15 dólares por kilo el precio de la ropa importada. “Eso provocaría que el precio se ponga al mismo nivel”.

Pidieron una mesa de diálogo al Ministerio de Trabajo. “hay un 40% de capacidad ociosa en nuestros talleres, lo que ha generado que 9 mil trabajadores pierdan su trabajo”, puntualizó.