Con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los vecinos y la seguridad de los conductores y transeúntes, la Municipalidad de Santiago de Surco, que dirige el alcalde Roberto Gómez Baca, inició una campaña de “Cero huecos en las pistas”, para lo cual un escuadrón especializado en resanar vías trabaja arduamente en diferentes zonas del distrito  acudiendo de inmediato ante el llamado de la comunidad que busca contar con accesos en buen estado.

Este escuadrón está a cargo de la Sub Gerencia de Mantenimiento del Ornato, que no sólo se dedica a detectar las pistas en mal estado, sino que trabaja en el mejoramiento de veredas y alcantarillado, hecho que permite bienestar para el vecino pues se ve menos propenso a accidentes personales (tropezones, fisuras de tobillos, golpes, caídas, entre otros) y de tránsito (choques, abolladuras de autos) y asimismo se protege las unidades vehiculares que muchas veces sufren daños físicos ante baches y huecos que deterioran la vida útil de las máquinas.

En la actualidad la comuna surcana viene trabajando en obras programadas como la recuperación de veredas, construcción de paseos peatonales, reparación y encofrado-desencofrado de canales, colocación de tuberías de desagües, señalización de vías, entre otros.

En la actualidad la Sub Gerencia de Mantenimiento del Ornato viene desarrollando los trabajos mencionados en la Urbanización Cooviecma, Avenida Próceres, Avenida Reynaldo de Vivando, Residencial Los Incas, Avenida Casuarinas Sur, Avenida La Floresta entre otras zonas en donde se ha detectado pistas y veredas en mal estado, las mismas que de acuerdo a una evaluación no han sido refaccionadas pese a haber transcurrido entre 15 a 20 años.

En ese sentido se ha convertido en una prioridad para el alcalde de Santiago de Surco, Roberto Gómez Baca, recuperar los espacios públicos y las vías de comunicación que mejorarán el tránsito de vehículos y de la comunidad en general; asimismo se evitarán robos y delincuencia común, pues muchas veces los asaltos al paso de vehículos se producen por el mal estado de las pistas que obliga a los choferes a circular a baja velocidad o a frenar repentinamente, hecho que muchas veces genera tráfico y congestión vehicular.