La supermodelo británica Kate Moss se presentó en Londres, vestida con un sencillo atuendo en negro y marfil, como la nueva imagen de la marca de moda española Mango para su próxima colección primavera-verano.

Ataviada con pantalón ceñido, chaqueta negra y camisa en tonos crudos, Moss posó para medio centenar de fotógrafos y cámaras de televisión durante menos de un minuto en un acto organizado en la céntrica tienda londinense de Mango en Oxford Street.

La firma española presentó su colección para la próxima temporada, en la que apuesta por el contraste entre tonos claros y negros, con influencias de la moda de los años 60, y busca "dar a la mujer un toque femenino y fresco, con toques étnicos".

Antes de Kate Moss, de 38 años, otras estrellas fueron imagen de las colecciones de la marca española en los últimos años, como la actriz estadounidense Scarlett Johansson, la española Penélope Cruz, la modelo británica Naomi Campbell o la alemana Claudia Schiffer.

La supermodelo británica, desde hace años una de las figuras más cotizadas de la industria de la moda, ha sido en su dilatada carrera imagen de marcas como Topshop, Rimmel, Basement y Longchamp.

Habitual de las portadas de los diarios sensacionalistas británicos por su polémica vida privada y su afición a los excesos, Moss se casó el pasado verano con el guitarrista de la banda "The Kills", Jamie Hince.

"Estoy muy ilusionada por formar parte de esta colección, lo hemos pasado muy bien filmando la campaña", afirmó la modelo en un comunicado divulgado por Mango, ya que en la presentación ante la prensa no abrió la boca.

Según la firma española, Moss representa "el tipo de mujer urbana, independiente y con confianza" con la que las clientas de Mango se pueden identificar.

EFE