Las expresiones de fe son el tesoro del pueblo peruano

En todas las familias, en todos los rincones, he podido tocar con las manos cómo nuestro pueblo ama al Santo Padre, ama a la Iglesia y busca la bendición, afirmó Juan Luis Cipriani.
Efe

Luego de haber participado en la multitudinaria Santa Misa en honor a la Cruz de Motupe el pasado viernes, el Cardenal Cipriani mencionó que estas tradiciones, expresiones de fe son el tesoro que el pueblo del Perú tiene y que deben ser cuidados siempre.

“Ayer hemos tenido una jornada muy bonita. Miles de personas de todas partes del Perú, especialmente del norte, que han venido con una fe muy grande para venerar el Sagrado Madero de Motupe. Han sido momentos en que la gente, con esa fe profunda caminaba desde lejos y se acercaba a contemplar la Cruz para expresar su fe en el Redentor, en Jesús”, reflexionó.

Señaló que estas manifestaciones religiosas son un gran homenaje a quienes trajeron la religión católica y dejaron esa huella a través de la Cruz, a través de esos rostros humanos de Cristo, a través de la imagen de la Virgen María y tantas otras expresiones que son una señal del contenido de la fe de los pueblos.

“Son expresiones de enorme respeto a la fe que forman parte de la cultura de nuestro pueblo. La cultura de nuestro país no empezó ayer ni tampoco es producto de la idea política de una persona. Yo creo que somos muy respetuosos de lo que Dios ha querido regalarnos y al mismo tiempo queremos seguir expresando nuestra fe. Las cosas cambian, pero Jesús es el mismo ayer, hoy y siempre”, manifestó.

“Por eso, el crucifijo para nosotros no es un tótem; la imagen de la Virgen no la adoramos, la veneramos y la queremos como recuerdo de nuestra madre; el Santo Rosario es una oración que ella nos dijo que le gustaba mucho escuchar. El lenguaje, la expresión de la fe a través de esas señales populares, no las podemos descuidar nunca”, prosiguió.

En otro instante, el Arzobispo de Lima condenó los actos delincuenciales en contra de la familia del congresista Renzo Reggiardo, a quienes envió una bendición, y pidió al Señor por la pronta recuperación de la hija del legislador.

“Tenemos que actuar con más serenidad y responsabilidad. Creo que hay que ser más claros en la aplicación de la ley para que los policías puedan actuar con más tranquilidad, los jueces puedan también mantener a quien va preso y los padres de familia colaborar con la educación de sus hijos. Que esta criatura se recupere y que sus padres recuperen también la tranquilidad”, concluyó.