Como se sabe, los siete pecados capitales son una clasificación de los vicios más difíciles en las primeras enseñanzas del cristianismo para educar a sus seguidores acerca de la moral cristiana.

Pero, ¿qué relación tiene en el matrimonio?

Para nadie es secreto de confesión saber que en muchas ocasiones las parejas cometen pecados donde necesitan un "mea culpa" para que la relación pueda seguir adelante.

Si eres culpable de algún pecado capital en tu relación, nunca es tarde para cambiar uno de estos siete pecados.