EFE

El tenista peruano Luis Horna, quien llegó a ocupar el puesto quince de la clasificación mundial, manifestó que el tenis sudamericano vive un cambio generacional que le hecho caer, aunque se levantará en el futuro.

"Creo que estamos viviendo un cambio de generación fuerte, en el que cada país debe de trabajar de la mejor manera para desarrollar un plan de trabajo, progresar y sacar buenos tenistas", dijo Horna.

Horna, de 33 años, es el capitán del equipo peruano de Copa Davis de su país que este fin de semana enfrentará a su similar de México en una serie del Grupo II de la Zona Americana.

Horna, quien ganó el Abierto de Acapulco del 2006 y el Abierto de Chile del 2007, recordó que algunos tenistas de la región se han retirado y han dejado un hueco por cubrir. "Chile ha perdido a dos o tres grandes jugadores como Fernando González y Nicolás Massú. Ecuador perdió a Nicolás Lapentti", apuntó.

El peruano destacó el trabajo de Colombia en el tenis y dijo que ha concretado "un avance muy grande con los chicos que tiene (Santiago Giraldo, Alejandro Falla y Alejandro González) y ahora están dentro de los mejores cien".

Mencionó como un caso especial a Argentina que "si bien es un país que es cuna de tenistas, creo que la generación actual no es lo que era la de antes, sobre todo con (Juan Martín) del Potro lesionado".

"El tenis renacerá, son generaciones. Hay talento y creo que en algunos años Suramérica volverá a tener jugadores dentro de los mejores 10, 20 o 50 como lo tenía antes y así llevar al tenis sudamericano a los más alto", señalo.

EFE