"Que metan presos a esos desgraciados", fueron las primeras declaraciones de la joven Carla Ramos al enterarse sobre detención de dos delincuentes que balearon a su hija en un asalto ocurrido el domingo último en la Vía Expresa de Lima.

"Que se haga justicia por lo que le han hecho a mi hija (Romina Cornejo), que no los suelten que los metan presos a esos desgraciados", señaló entre lágrimas.

Los dos sujetos fueron capturados, la noche del lunes, en el distrito limeño de San Juan de Lurigancho. Se trata de un venezolano nacionalizado peruano y José Luis Astahuamán Estaico (47), alias "Papita".

Miguel Hidalgo, director general de la Policía Nacional, detalló que Astahuamán Estaico confesó ser el autor material de los disparos contra Cornejo Ramos.

Los delincuentes emboscaron con fines de robo el vehículo en que la menor viajaba con sus abuelos, unos cambistas informales de dólares, en el tramo de la Vía Expresa comprendido entre los puentes Aramburú y Domingo Orué.