Foto: EFE (referencial)

Científicos de Nasa calculan que la Vía Láctea se estrellará de frente con una galaxia vecina en unos cuatro mil millones de años, fecha del verdadero fin del mundo como lo conoce la humanidad.

Este pronóstico se ha realizado en base a las observaciones hechas con el telescopio Hubble, descartando nuevamente que el fin del mundo ocurra el 21 de diciembre próximo.

Los científicos dijeron que el Sol y la Tierra podrían sobrevivir a lo que será una fusión galáctica de 1,9 millones de kilómetros por hora (1,2 millones de millas por hora).

Sin embargo, indicaron, probablemente terminarán en un lugar diferente del cosmos, recoge Infobae.