AFP

La Casa Blanca envió este sábado al Congreso estadounidense un proyecto de resolución para autorizar el uso de la fuerza contra Siria, después de que el presidente Barack Obama anunciara que buscará el respaldo del Legislativo para llevar a cabo una acción militar en ese país.

El proyecto de resolución, elaborado por funcionarios de la Casa Blanca, no establece ningún plazo para llevar adelante esa acción militar.

El documento, dirigido a los presidentes de la Cámara de Representantes y del Senado, establece que el "objetivo" del uso de la fuerza militar de EEUU contra Siria debe ser evitar que se empleen en un futuro "armas de destrucción masiva" en ese país.

Asimismo, solicita que se autorice a Obama a usar la fuerza del modo en que él lo considere "necesario" y apropiado" en conexión con el uso de armas químicas u otro tipo de armamento de destrucción masiva en el conflicto sirio.

Obama anunció este sábado su decisión de atacar Siria en represalia por el uso de armas químicas por parte del régimen de Bachar Al Asad, algo que considera probado, pero aclaró que buscará la autorización del Congreso, lo que aleja la perspectiva de una acción inminente.

De acuerdo con funcionarios de la Casa Blanca, Obama había decidido en un principio llevar a cabo la acción militar sin buscar la autorización del Congreso, pero a última hora, en la noche del viernes, cambió de opinión tras mantener largas discusiones con su equipo de seguridad nacional.

"Estamos preparados para atacar cuando decidamos", advirtió Obama, quien considera probado que el régimen del presidente Asad fue el responsable del ataque con armas químicas del pasado 21 de agosto en la periferia de Damasco y busca castigarlo por esa acción.

El presidente se declaró dispuesto a dar la "orden" de atacar y sostuvo que la operación militar puede producirse cuando Washington lo quiera, en un día o en un mes, porque sus Fuerzas Armadas están listas.

Pero también "soy consciente de que soy el presidente de la democracia constitucional más antigua del mundo", indicó.

Por ello, "aunque creo que tengo la autoridad para llevar a cabo esta acción militar sin una autorización específica del Congreso, sé que el país será más fuerte si tomamos esa medida y nuestras acciones serán incluso más eficaces", agregó después Obama.

El Congreso está de receso veraniego y su vuelta al trabajo está prevista para el 9 de septiembre.

EFE