AFP/Referencial

El Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, realizó fuertes declaraciones en el marco del brutal asesinato, perpetuado por el Estado Islámico (ISIL), contra el periodista James Wright Foley.

"Hoy, el mundo entero está horrorizado por el brutal asesinato de Jim Folley por parte del grupo terrorista, ISIL", afirmaba el jefe de estado norteamericano al principio de su discurso.

Obama prosiguió diciendo que "ningún Dios justo aprobaría lo que se hizo ayer". "ISIL no tiene religión, sus víctimas son abrumadoramente musulmanes, y ninguna fe enseña a masacrar inocentes".

Asimismo, se dirigió a la familia de Foley expresando tener "el corazón roto por su pérdida" y afirmando que "hoy, el pueblo americano rezará por todos aquellos que amaron a Jim (Foley)".

El presidente finalizó con fuertes declaraciones en las que afirmaba que "un grupo como el Estado Islámico no tiene lugar en el siglo XXI", y que, "cuando alguien lastima a un americano, se hace lo necesario para obtener justicia".

Estas declaraciones fueron emitidas, inmediatamente después, de que el FBI confirmara la autenticidad del video de la decapitación de Foley.