Neil Patrick Harris provocó las carcajadas de los asistentes a la edición 87 de los premios Óscar al aparecer desnudo para presentar uno de los premios.

De esta manera, el actor de 41 años realizó una parodia de las películas Birdman y Whiplash, acompañado de Maik Steler que tocó la batería.

Neil Patrick Harris debutó esta noche como anfitrión de la ceremonia, pero anteriormente animó eventos como los premios Tony y los Emmy.