Los corredores o “runners” salen por turnos. Cada uno de ellos tiene tres vidas y el objetivo que tienen es llegar primero de su manga o, en su defecto, llegar con vida a la meta.

Por su parte, los zombies participan agrupados en hordas y su misión es arrebatar tantas vidas como puedan, emboscando a los corredores.

Después de la carrera, la diversión se traslada a diversas actividades, entre las que se incluyen talleres de maquillaje y efectos especiales, galería de tiro zombie, música y videojuegos.