Peruana buscada por FBI brindó declaraciones desde la clandestinidad

´Es increíble que hayan podido ponerme ese título como la mujer peruana más buscada, la estafadora´, dijo la peruana más buscada por el FBI.
captura Am

La peruana acusada de fraude bancario por la justicia de los Estados Unidos, Rosita Milagros Vílchez, brindó declaraciones al dominical Cuarto Poder, desde la clandestinidad ante la orden internacional de captura del FBI.

“Es increíble que hayan podido ponerme ese título como la mujer peruana más buscada, la estafadora. Yo les puedo decir a ellos (al FBI) que se han equivocado. Conmigo, señores del FBI, se han equivocado”, expresó.

La prófuga argumentó que se encuentra en la clandestinidad para ‘protegerse’ de posibles irregularidades durante la investigación. “Yo tengo que protegerme porque no quiero que me den el mismo trato que le dieron a mi hermano. ¡Por qué lo mandaron a Lurigancho!,  indicó.

“Quién me puede asegurar a mí que tendré un debido proceso. Quién me puede asegurar a mí que voy a tener la defensa que necesito”, manifestó.

“Yo no cree los programas hipotecarios. Yo no daba los préstamos hipotecarios. Cómo pueden acusarme a mí de que yo y mi hermano sabíamos ya que ellos (sus clientes) no podían pagar la casa”, afirmó.

Desde diciembre del 2013, sobre Rosita Vílchez existe una orden de captura con fines de extradición de la corte de Virginia (EEUU), por los cargos de conspiración para cometer fraude bancario, organizar y manejar una empresa con fines criminales, entre otros.

Asimismo, la justicia estadounidense acusa a la peruana de haber presentado documentos fraudulentos para que gente sin recursos accediera a los créditos. Las autoridades utilizan testimonios de exempleados para esta denuncia.

El FBI presume que la acusada poseía también una empresa de títulos encargada de presentar a los clientes los documentos finales para aceptar la hipoteca, trámites entre los que figura la aplicación de crédito.

"Los créditos hipotecarios allá se otorgaban de una manera alucinante. Había tanta liquidez en el mercado que se daba así por así. Si tú querías una casa y te deban el crédito. Eso no lo creé yo. Lo crearon ellos. Fue el gobierno que permitió que esto pasara”, arguyó la prófuga para el medio

Sepa más: