La Policía Nacional del Perú (PNP) y las Juntas Vecinales del Cerro el Pino, han unido esfuerzos en la lucha contra la delincuencia y el crimen,  tarea que viene rindiendo frutos al registrarse paulatinamente una menor incidencia delictiva en la zona.

En este sector que ha sido considerado durante años, como uno de los lugares más peligrosos del distrito de La Victoria, se han creado 74 Juntas Vecinales, que velan por la tranquilidad de 1425 familias.

Susano Enciso y Carmen Surco, son los vecinos que lideran estas brigadas de vigilancia. Ellos recorren desde las 8 de la noche las calles más peligrosas y solicitan de casa en casa la colaboración de los vecinos en esta labor.

Aunque a veces corren riesgos, aseguran que están organizados para hacer frente a los peligros. "Nunca andamos solos", dice Carmen Surco.

El director ejecutivo de Seguridad de la PNP, general Aldo Miranda, precisó que son 25 mil habitantes los que se verán beneficiadas con el trabajo de brindar paz y tranquilidad en ese sector.

"El Pino era una población de alta incidencia delictiva hasta hace dos meses, ahora prácticamente estamos llegando a tolerancia cero en el cerro, trabajando en zonas aledañas y también replicarlo", expresó en declaraciones a RPP Noticias.

Indicó que para lograr mejores resultados, se cuenta con una red de cooperantes, con mototaxis cívicos, y otra serie de programas preventivos.

De ese modo, señaló, hasta el momento se ha logrado reducir en un 50% el número de denuncias por incidentes delincuenciales. Asimismo, resaltó que los delitos que no se denunciaban y constituían la mayor cantidad en la zona, se han reducido "prácticamente a cero".

La autoridad indicó que por disposición del ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, y del director general de la Policía, Jorge Flores Goicochea, vienen realizando labores de sensibilización y llevando atención médica en el cerro El Pino, labor que piensan replicar a nivel nacional.

Añadió que en el marco del Día Internacional del Niño la Dirección de Protección de la Familia de la Policía organizó un megaevento para beneficiar a más de 1.200 menores.

Detalló que consiste en llevar servicio de pediatría, oftalmología. Además de entregar donaciones del sector Interior.