EFE

El rey Juan Carlos I de España será operado debido a una infección detectada en la prótesis de cadera que le fue implantada en 2012, lo que, dados los plazos de recuperación, le impedirá acudir a la Cumbre Iberoamericana de Panamá los días 18 y 19 de octubre.

El monarca será operado "en los próximos días" en Madrid después de que los médicos hayan confirmado que los dolores que padece en la cadera y pierna izquierdas desde hace semanas se deben a un foco infeccioso en la zona de la prótesis que se le implantó en la cadera izquierda en noviembre de 2012.

En una rueda de prensa, el jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, avanzó que la recuperación de esta intervención quirúrgica puede abarcar entre ocho semanas y seis meses, mientras que para la cumbre de Panamá queda menos de un mes.

Spottorno fue prudente y no afirmó taxativamente que el rey no estará en Panamá, pero otras fuentes de la Casa Real dijeron a Efe que la delegación española en esa cita estará encabezada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

La hipótesis de que el príncipe de Asturias acudiera a Panamá está descartada porque las cumbres iberoamericanas son de jefes de Estado o de Gobierno y el príncipe Felipe, heredero de la Corona española, no lo es.

Cuando Felipe de Borbón ha acudido a las tomas de posesión de presidentes latinoamericanos (una veintena en los últimos años) lo ha hecho en representación de su padre, y no en su sustitución.

Hasta ahora el rey español, de 75 años, había estado presente en todas las cumbres iberoamericanas, desde la primera edición, en Guadalajara (México, 1991) hasta la de Cádiz, el año pasado.

De hecho ha sido el único jefe de Estado que ha estado presente en las citas de los mandatarios iberoamericanos en las veintidós ediciones celebradas hasta ahora.

Rafael Spottorno aseguró hoy que el rey "no se ha planteado en ningún momento la abdicación" y recalcó que Don Juan Carlos "no está inhabilitado para el ejercicio de sus funciones" por la operación quirúrgica.

Preguntado sobre si Juan Carlos de Borbón se ha planteado la abdicación o una inhabilitación temporal, Spottorno dijo que la abdicación es "un acto personalísimo del rey", que el jefe del Estado no se ha planteado "en ningún momento".

"Tampoco ha lugar a plantearse la posible inhabilitación y la introducción de la fórmula de la regencia", agregó.

Desde el punto de vista médico, Juan Carlos de Borbón pasará por el quirófano en unos días para que se le retire la prótesis de cadera actual y se coloque otra temporal cubierta con una capa de antibióticos, para hacer frente a la infección existente.

En una fecha posterior, que dependerá de la evolución del paciente, se le quitará esa prótesis provisional para implantarle la definitiva, explicó a la prensa el cirujano Miguel Cabanela, de la Clínica Mayo de Rochester (EE.UU), que fue llamado para examinar al monarca.

Será Cabanela quien opere al rey, con la ayuda de los facultativos que se ocuparon de la misma dolencia con anterioridad, como el traumatólogo Ángel Villamor.

El doctor Villamor atribuyó a la "mala suerte" que se haya producido una infección, circunstancia que se da en el uno o dos por ciento de los casos, mientras que Cabanela aseguró que el éxito de la cirugía a la que se someterá ahora el rey está prácticamente asegurado entre el 92 y el 94 por ciento de los casos.

EFE