Romy Schrot, la joven que denunció a través de las redes sociales la brutal golpiza que sufrió un menor, aseguró que la madre del niño estaba presente en el momento que su hijo era agredido.

En diálogo con RPP Noticias, Schrot contó que la mujer, sus dos hijos y el agresor -padrastro de los menores- estaban almorzando en un restaurante cuando, de un momento a otro, ocurrió la agresión.

“La madre estaba en el restaurante. Ella estaba comiendo en un restaurante. El hombre sale con el niño y empieza a pegarle al niño, darle bofetones, en el cuerpo, en la cabeza”, comentó Schrot.

“Lo llevaba hacia el carro, pegándole. Entonces, lo metió a empujones al carro, cogió al niño, hay testigos que lo cogió de la cabeza y empezó a golpear al niño contra el sillón del carro al punto que empezó a sangrar”, agregó.

Cabe precisar que el decano del Colegio de Abogados de Lima, Mario Amoretti, señaló que el agresor del niño puede recibir de 3 a 6 años de prisión. Se trata de un delito flagrante, indicó.