EFE

La venta esta noche en Ginebra de un diamante rosa, de prácticamente 60 quilates, cuyo valor es el más alto que se haya tasado para un diamante, ha generado gran expectativa no sólo en el mercado de piedras preciosas, sino también en la prensa internacional y en el público en general.

Este diamante, al que probablemente y como es tradición su comprador le dará un nombre, será puesto a la venta como punto culminante de la subasta de otoño de la casa Sotheby"s.

Las joyas, relojes y vinos centran las subastas de primavera y otoño de esa firma en Suiza, mientras que las obras de arte son subastadas principalmente en Londres o Nueva York.

El mundo de las subastas está en efervescencia tras la venta anoche por parte de la casa Christie"s de la pintura más cara jamás subastada, obra del pintor anglo-irlandés Francis Bacon, que alcanzó los 127 millones de dólares (94,7 millones de euros).

En apenas cuatro horas, esta firma de subasta consiguió vender en Ginebra el diamante naranja más grande del mundo, de más de 14 quilates, por 35,5 millones de dólares (26,4 millones de euros).

El diamante rosa que atrae hoy todas las miradas tiene un color rosa intenso ("fancy vivid pink"), su forma es ovalada, pesa exactamente 59,60 quilates y está libre de cualquier impureza.

EFE