Vargas Llosa dice que seguirá criticando aunque a algunos los ofenda

Polémica se desató luego que primer ministro de Argentina consideró que Premio Nobel de Literatura "insulta cada vez que tiene posibilidad a la presidenta" Cristina Fernández de Kirchner.

El escritor peruano Mario Vargas Llosa, que hoy fue declarado "huésped de honor" de Buenos Aires, agradeció a la Fundación El Libro, organizadora de la feria, haber "resistido las presiones de algunos colegas y adversarios" de sus ideas políticas para desinvitarle.

La disertación "magistral" del Nobel se desarrolló sin incidentes, con una verdadera multitud que debió seguir sus palabras por pantallas gigantes instaladas dentro del recinto ferial.

"Yo he criticado ciertas políticas en Argentina que me parecen equivocadas porque soy un hombre libre. Voy a seguir criticando todo lo que me parezca mal, aunque a algunos los ofenda", dijo el Nobel.

La polémica se desató a partir de un pedido de intelectuales cercanos al Gobierno de Cristina Fernández para que el peruano, que ha criticado la gestión de la mandataria, no participara en la feria.

Uno de quienes inició la discusión fue el director de la Biblioteca Nacional argentina, Horacio González, quien este miércoles se lamentó en una entrevista con Efe de que el Premio Nobel tenga "la idea principesca de los intocables" y se crea "censurado por cualquier cosita".

No obstante, González admitió que Cristina Fernández lo llamó para pedirle que se retirara de la polémica ya que sus afirmaciones se podían "confundir como censura".

Pese al pedido presidencial para no alimentar la polémica, el jefe de Gabinete argentino, Aníbal Fernández, dijo hoy sentir "vergüenza ajena" por las supuestas "estupideces" que Vargas Llosa dice sobre la realidad política argentina y porque "insulta cada vez que tiene posibilidad a la presidenta".

Tras participar en Buenos Aires en un encuentro sobre el "populismo" en Latinoamérica y reunirse con políticos opositores a Fernández, Vargas Llosa volvió hoy a encender el fuego de la discusión al cuestionar "la fuerza y la popularidad" que tiene el gobernante movimiento fundado por el tres veces presidente argentino Juan Domingo Perón.

"El peronismo ha contribuido a hacer de Argentina un país con una situación muy difícil. El peronismo debería haber quedado convertido en un movimiento marginal y evidentemente ese no ha sido el caso. Es un misterio que no puedo descifrar", señaló Vargas Llosa.

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, salió a contestarle: "Vargas Llosa está en las antípodas de entender un espacio como el peronismo. Y cuando él fue candidato a presidente en Perú, salió cuarto", replicó. EFE