Plantón de vecinos de SMP
Plantón de vecinos de SMP | Fuente: RPP

Más de cien vecinos del distrito de San Martín de Porres marcharon este jueves hasta el Instituto Metropolitano de Planificación (IMP) en Jesús María y realizaron un plantón con la intención de solucionar el problema limítrofe con Independencia.

El conflicto territorial entre ambos distritos, en el que se disputan 2.44 kilómetros, lleva ya más de 30 años. En este cuadrante se ubican los centros comerciales Megaplaza, Plaza Norte y una zona industrial que tributa actualmente a Independencia. Sin embargo, en el DNI de los vecinos figura que pertenecen a San Martín de Porres

"El principal problema que tenemos es el territorial con el distrito de Independencia porque esa zona es desde 1950 de San Martín de Porres y Naranjal se vino a crear en 1964, tan igual como Mesa Redonda. Desde esa vez nosotros somos sanmartinianos, por eso razón hacemos respetar nuestros derechos y somos respetuosos de la ley de creación", dijo Julio Escudero (85) a RPP Noticias.

Asimismo, la congresista de Acción Popular, Leslye Lazo, también llegó hasta la sede de la IMP para pedir explicaciones sobre un primer informe que favorece a Independencia e informar que existe una iniciativa parlamentaria para resolver este problema limítrofe en el Pleno.

"Un argumento que era muy importante y que no lo sabía el director del IMP es que San Martín de Porres había ingresado una iniciativa legislativa para que se concluya con estos problemas limítrofes y que el director no lo sabía estimados vecinos (...) la próxima semana se ha comprometido junto a su equipo técnico a revisar nuevamente el informe y posteriormente eliminar ese informe o dejarlo sin efecto", explicó la legisladora.

La parlamentaria Lazo, esposa del alcalde de San Martín de Porres, indicó que cuando estos documentos lleguen al Congreso y se someta a voto se abstendrá de participar para evitar algún conflicto de intereses.

NUESTROS PODCASTS

"Entrevistas ADN": En este programa el defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez, señaló que el Gobierno debió prever que el pase al retiro de 18 generales era un mal antecedente para la Policía Nacional, e incluso, las instituciones militares. Además, advirtió que algunas medidas del Congreso no respetan los límites fijados en la Constitución.