Captura/Youtube/Karen Jones

Un obrero de la construcción escapó de una muerte segura al escapar justo segundos antes de que un incendio de grandes proporciones consumiera un complejo de departamentos en Houston, Estados Unidos.

La moderna construcción cayó como un castillo de naipes ante la fuerza de las lenguas de fuego.

El obrero quedó atrapado en el último piso del edificio y, al ver que las llamas ya estaban devorando la planta donde se encontraba, demostró las habilidades de un acróbata al intentar salvarse.

Su salto al balcón del piso inferior dejó sin respiración a las personas que estaban filmando el video. Finalmente, fue salvado por un equipo de rescate con la ayuda de una escalera extensible.

Hasta el lugar llegaron 80 unidades y 200 bomberos quienes lograron extinguir el incendio, que no causó heridos ni víctimas mortales.