Bisnieto de Grau resaltó la importancia que tuvo la familia para 'El caballero de los mares'

El bisnieto de  Miguel Grau comentó cómo 'El caballero de los mares' inició su vocación de marino. Además, de lo que vivió cuando inició la Guerra del Pacífico.

Según comentó su bisnieto, Miguel Grau tuvo todo el apoyo de su esposa Dolores Cabero Núñez cuando decidió dejar el Congreso para participar de la Guerra del Pacífico. | Fuente: Grau.pe

Este 8 de octubre conmemoramos un año más de la gesta heroica del almirante Miguel Grau Seminario en el Combate de Angamos, uno de los enfrentamientos más importantes que tuvieron nuestras fuerzas armadas durante la Guerra del Pacífico.

Sin embargo, poco se sabe de sus inicios como marinero y de su lado familiar. Al respecto, su bisnieto, Fernando Grau, contó a Conexión de RPP Noticias algunos pasajes de la vida del gran almirante 139 años después de la batalla que le convertiría en héroe nacional.

Inicio en el mar

Miguel Grau empezó su vida en el mar desde muy temprana edad, pues a los 8 años se embarcó en el buque Tescua, de Manuel Francisco Herrera, quien era amigo de su padre, Juan Manuel Grau. Allí aprendió lo necesario para que a los 12 años se embarcara como un grumete en diversas embarcaciones hasta su ingreso a la Marina de Guerra a los 20 años.

“En vez de que le tuviera miedo al mar, él acrecienta su amor por el mar y sigue navegando con el capitán Herrera durante tres años. Al cumplir los doce años se embarca como grumete que era la edad en que se embarcan los chicos. Esa es la parte que lo inicia al hoy nuestro gran almirante y peruano del mileno en la vida de mar”.

La familia y la Guerra

Fernando Grau, también comentó que cuando el ‘Caballero de los mares’ decidió participar a la Guerra del Pacífico, era un diputado con 8 hijos menores, por lo cual tuvo que conversar con su esposa Dolores Cabero y Núñez, quien le dio todo su apoyo.

Grau era diputado por Paita él pide en un momento determinado y embarcarse otra vez al Huáscar. Más aún vemos la parte familiar, él tenía 8 hijos muy chicos, el mayor de 11 años y el menor de 5 meses (…) Su esposa Dolores lo apoya a Grau y él se embarca deja el Congreso deja la familia y bueno lo que es la campaña naval la conocemos”.

Agregó que se debe recordar al almirante Grau como una persona de familia que en todo momento amó a su país sobre todas las cosas.

“Lo deberíamos de ver como un padre, un esposo, un hijo, una persona humana como cualquiera de nosotros de sentimientos muy arraigados a su familia que es algo que a veces nos falta. Además del gran cariño que le tenía al país a pesar de todos los problemas políticos que pudieran existir en un momento determinado”.

0 Comentarios
¿Qué opinas?