Decenas de personas se congregaron en el Parque Ramón Castilla del distrito de Lince para protestar por el envenenamiento masivo de mascotas.


Según denunciaron los afectados en los últimos días han perdido la vida más de catorce animales entre perros y gatos debido a que comieron veneno.


Los vecinos aseguraron que el veneno es colocado en carne de pollo y a través de spray que es consumido por los inocentes animales.


Asimismo, demandaron la intervención del Municipio de Lince para que detenga a la persona que en horas de la madrugada coloca el veneno.