Espectaculares imágenes que nos dejaron los "X Games" de Barcelona

El español Edgar Torronteras se llevó los aplausos y el trofeo en la categoría motociclista de "X Moto best whip" ("Mejor truco en motos").

Los "X Games" de Barcelona pusieron el domingo el broche de oro a cuatro días de competición con la victoria del español Edgar Torronteras, que fue el más votado por los usuarios de Twitter de todo el mundo en la categoría motociclista de "X Moto best whip" ("Mejor truco en motos").

El piloto catalán -plata hace unas semana en la prueba que se disputó en Foz de Iguazú (Brasil)- se colgó la medalla de oro gracias a las acrobacias aéreas que realizó con su moto, que, además de recibir la aprobación del 33 % de los usuarios de la red social, deleitaron a los aficionados que llenaron el Palau Sant Jordi.

La última jornada de los juegos extremos estuvo marcada por la lluvia que obligó a cancelar el "rallycross", una de las pruebas más esperadas por el público del Estadio Olimpico Lluís Companys, que se quedó sin ver la carrera que, entre otros, tenían que disputar los españoles Carlos Sáinz y Nani Roma, así como el estadounidense Travis Pastrana, uno de los reyes de esta competición.

OTRAS CATEGORÍAS

La meteorología fue más benévola en las pruebas matinales, que arrancaron en la explanada del Anillo Olímpico, donde el estadounidense Garrett Reynolds cumplió los pronósticos y se llevó su sexta medalla de oro en la modalidad ciclista de estilo libre callejero ("BMX freestyle street").

Con sus espectaculares piruetas por los bancos y barandillas de estilo modernista que copaban la pista de estilo libre, Reynolds, de 22 años, demostró por qué es el mejor en esta especialidad.

En la misma categoría, el alemán Bruno Hoffman se llevó la plata -su segunda medalla tras el bronce que consiguió el pasado año en Shangai-, mientras que el también estadounidense Stevie Churchill, de 19 años, fue la gran sorpresa al colgarse el bronce en su primera participación en unos juegos extremos.

Posteriormente, también en la explanada olímpica, las dos ruedas de las bicicletas dejaron paso a las cuatro de los monopatines en la piscina ("park"), en una modalidad en la que se vieron desde veteranos como Andy Macdonald, de 39 años, hasta jóvenes de tan solo 12 como el estadounidense Tom Schaar.

El más habilidoso fue el brasileño Pedro Barros que, tras vencer hace unas semanas en Foz de Iguazú, se colgó su cuarto oro en los juegos extremos, demostrando otra vez que es uno de los mejores "skaters" del momento.

Segundo fue el estadounidense Curren Caples, quien consiguió su primera medalla en unos X Games, mientras que la otra sorpresa fue su compatriota Brad McClain que, en su primera participación en esta competición, se colgó la medalla de bronce.

GRAN FINAL

Tras la frustrada prueba de "rallycross", la competición se dirigió a cubierto de la lluvia, en el Palau Sant Jordi, donde se vivieron las tres últimas pruebas de los "X Games".

Después de la victoria de Torronteras, que caldeó el ambiente, el vértigo se apoderó del pabellón con la modalidad "step up" ("salto vertical") de motocicleta, en la que el estadounidense Ronnie Renner se ha llevado su segundo oro en unos "X Games" -octava medalla de su carrera- con una marca de 9,80 metros.

La traca final estuvo protagonizada por la espectacular final de estilo libre de la vertiginosa especialidad ciclista "BMX big air".

La rampa de lanzamiento, en los más alto del graderío más cercano al techo, hizo vibrar a la gran multitud de aficionados que vieron como el estadounidense Zack Warden repetía el oro conseguido en Foz de Iguazú y se llevaba la victoria al culminar una espectacular actuación por delante del australiano Vince Byron y del también estadounidense Colton Satterfield, segundo y tercero, respectivamente.

Así, los "X Games" dicen adiós a Barcelona con una asistencia de 114.000 espectadores en los cuatro días de competición, según la organización. Un evento que, por unos días, ha vuelto a situar la Ciudad Condal como uno de los epicentros mundiales del deporte.

EFE