El Rally Dakar 2013 deja momentáneamente Chile para ingresar a territorio argentino y bordear los 5 mil metros de altura en una séptima etapa que se dirigirá desde Calama hacia Salta, donde los pilotos además del cansancio se enfrentarán a lo extremo del terreno.

Según la organización de la competencia más dura del planeta, en Salta se contará con dos campamentos diferentes: uno para los autos y camiones, y otro para las motos y cuatrimotos. Sin embargo, el sector cronometrado de 218 kilómetros será el mismo.

La ascensión de la Cordillera de los Andes se realizará muy temprano y, durante el enlace, los pilotos y equipos alcanzarán en convoy un récord de altitud de 4 975 metros, en el punto más alto de toda Argentina. 

En la especial, la aguja del altímetro oscilará entre los 3 400 y los 4 462 metros. Siguiendo con las cifras, el termómetro marcará en esta estación y en la altitud máxima una temperatura media de 15 grados. 

La prueba no ha perdido suspenso a dos días de la jornada de descanso, pues en autos el catarí Al-Attiyah le pisa los talones al líder Peterhansel a colocarse a tan sólo un minuto en la clasificación general. En motos, Pain aventaja de manera similar a Despres y De Rooy sigue liderando en camiones.