Foto: EFE

La congresista estadounidense Gabrielle Giffords continuará recibiendo terapia en la unidad de cuidados intensivos del hospital Centro Médico Conmemorativo Hermann en Texas hasta que los médicos que la evalúan determinen que debe ser transferida a otro centro médico.

Se informó que el estado de salud de Giffirds, herida en la cabeza en el atentando en Tucson (Arizona), mejora día a día pero los médicos han dado actualizaciones sobre la acumulación de líquido cerebral que la mantiene en terapia intensiva.

De ser traslada a otro hospital la demócrata comenzaría un programa para una rehabilitación completa.