EFE/Referencial

Jared Lee Loughner, acusado de disparar a la congresista Gabrielle Giffords y otras 18 personas en Tucson (Arizona) el pasado 8 de enero ha sido trasladado a un centro médico para someterse a una evaluación mental.

Los abogados de Loughner indicaron que el joven, de 22 años, ha sido trasladado por orden judicial a un centro médico penitenciario federal en Springfield, (Misuri), según informó la cadena MSNBC.

La defensa del acusado ha solicitado a un tribunal de apelaciones que sea devuelto a Tucson, donde se encontraba detenido sin posibilidad de fianza.

Las autoridades quieren evaluar si Loughner es capaz de comprender los cargos a los que se enfrenta y las consecuencias que puede tener, así como analizar si puede colaborar con sus abogados en la defensa.

Loughner se ha declarado "no culpable" de los 49 cargos federales que enfrenta por el tiroteo cometido durante un acto público en el que murieron 6 personas y otras 13 resultaron heridas.

El juez Larry Burns estableció para el próximo 25 de mayo una audiencia en la que se dictaminará si Loughner está capacitado mentalmente para asistir a juicio.

La congresista demócrata, que recibió un disparo que le atravesó el hemisferio izquierdo del cerebro, se está recuperando en un centro de rehabilitación en Houston (Texas).

El joven está imputado por la muerte del juez federal John Roll y de Gabriel M. Zimmerman, que trabajaba en la oficina de Giffords como director de asuntos comunitarios.

Además, pesan sobre él cargos federales por el asesinato de otras cuatro personas, entre ellas un niña de 9 años.

EFE