Veinte personas murieron hoy y treinta resultaron heridas en un doble atentado perpetrado por dos suicidas con cinturones de explosivos en una cafetería en Sinyar, en la provincia de Nínive, en el norte de Irak.

Los suicidas entraron en una conocida cafetería de esta ciudad y detonaron las bombas que llevaban adosadas al cuerpo, según fuentes policiales.

Varios de los heridos, algunos en estado grave, han sido trasladados a hospitales en la región autónoma del Kurdistán, en el norte del país, por temor a que las ambulancias sean objetivo de más ataques en la carretera que une Sinyar con Mosul.

Desde finales de junio pasado, cuando las tropas estadounidenses se retiraron de las ciudades de Irak, se ha producido un repunte de la violencia y los atentados indiscriminados contra la población civil.

-EFE-