El volcán, que ha entrado en erupción 33 veces desde 1572, mató a unas 1.300 personas en una erupción en 1911 y a 200 en 1965. | Fuente: EFE

El volcán Taal escupía este lunes lava y una gigantesca columna de cenizas y humo al sur de la capital de Filipinas, donde cientos de vuelos internacionales fueron cancelados por miedo a una inminente erupción "explosiva".

Una fina capa blanca cubría las casas y calles de los alrededores del volcán, situado a 65 km de Manila, que se despertó el domingo acompañado de sismos. Al menos 10.000 personas se han refugiado en centros de evacuación. "No podíamos dormir porque la casa temblaba en cuanto cerrábamos los ojos", contó a la agencias de noticias AFP Lia Monteverde. "Ninguno de nosotros hemos dormido. Nos hemos preparado para irnos".

El volcán, que se encuentra en medio de un lago de cráter en un área muy turística, es uno de los más activos del archipiélago, que es una zona de intensa actividad sísmica debido a su posición en el Cinturón de Fuego del Pacífico. Los colegios de la región del volcán, las oficinas gubernamentales y la Bolsa filipina permanecían cerrados este lunes por precaución.

Rayos volcánicos 

La erupción comenzó el domingo con una explosión de vapor de agua a presión y de rocas y la aparición de una columna de 15 kilómetros de alto, en la que estallaron impresionantes rayos volcánicos.

Los sismólogos de los servicios gubernamentales han detectado magma elevándose hacia el cráter mientras se sienten temblores cerca del volcán, cuya cima está iluminada por los rayos. Estas luces suelen producirse por encima del volcán, en un fenómeno poco conocido que se atribuye a la electricidad estática.

El lunes por la mañana se veían "fuentes" de lava, según el Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas (Phivolcs). Las autoridades han elevado la alerta al segundo nivel más alto debido al peligro de una erupción "explosiva" que podría producirse en las próximas horas o días. El jefe de Phivolcs, Renato Solidum, explicó a la AFP que la lava era una señal de actividad en el volcán, pero dijo que se ignoraba si continuaría.

En erupción después de 42 años

El llamado Cinturón de Fuego del Pacífico designa áreas donde las placas tectónicas chocan, provocan terremotos y actividad volcánica. En enero de 2018, decenas de miles de personas tuvieron que ser evacuadas debido a una erupción del Monte Mayón, en la región central de Bicol. La última erupción de Taal fue en 1977, hace 42 años. 

La peor erupción de las últimas décadas fue la de 1991 en el Monte Pinatubo, a unos 100 kilómetros al noroeste de Manila, que causó más de 800 muertos. El volcán escupió entonces una nube de cenizas que recorrió miles de kilómetros en pocos días y se le achacó el daño causado a unos veinte aviones. (EFE)

¿Qué opinas?