Amigos de peruana asesinada en Oregon le rindieron homenaje en EE.UU.

´¿Cómo se puede resumir la hermosa vida de una bellísima joven peruana?´, dijo el ´padre anfitrión´ de la peruana Martha "Tika" Paz de Noboa.

The Oregonian

Ayer por la tarde, más de 300 personas se reunieron en el gimnasio de la secundaria "Columbia High School", para recordar, a través de una emotiva ceremonia, a la joven a quien llamaban, de cariño, "Tika".

Como se recuerda, Martha "Tika" Paz  de Noboa, de 17 años de edad, era una estudiante de intercambio que la fatídica noche del 24 de enero fue asesinada en una balacera, en las afueras de una discoteca de Portland, junto a la estadounidense Ashley Wilks, de 16.

Nueve personas, todos adolescentes (excepto una) recibieron los impactos de bala de Erik Ayala (24), originario de Milwaukie, quien abrió fuego contra ellos, afuera de la discoteca "The Zone".

Dos murieron y siete salieron heridos. Ayala, quien se disparó a sí mismo después de los hechos, murió tres días después. Dos de las víctimas que no perecieron, Bradley Yoast (44) y Susanna De Sousa (18) aún continúan en el hospital, recuperándose de severas heridas.

En memoria de "Tika"

En el colegio secundario de Columbia, de 340 estudiantes, todos se conocen, y la muerte de "Tika" dejó una profunda sensación de pérdida en todos ellos, según informaron hoy varios medios estadounidenses.

En la ceremonia, en honor a la peruana, una serie de oradores aprovecharon para hablar sobre Paz de Noboa, quien sigue siendo considerada "muy especial" en dicha comunidad.

Su "padre anfitrión" Jason Spadaro, para quien Paz de Noboa solo veía lo mejor de todas las personas "la intensidad de sus ojos azules cuando se posaban en la mirada de otros, su pasión por la vida y un corazón que no tenía otra cosa que bondad son las cosas que más recordará de "Tika".

"¿Cómo se puede resumir la vida de una bella joven peruana?", dijo Spadaro.

"Yo aprendí de "Tika" la universalidad que tienen "Los Simpsons", el sabor del Ketchup, el reconocer el olor del pan preparado en casa y el deseo de conocer a diferentes personas y de hacer diferentes cosas", dijo su "madre anfitriona", Lori Stadler quien, además, contó la emoción que la joven peruana tenía por ver nieve, ya que en Arequipa (donde vivía) no se ve tal precipitación.

Asimismo, varias amigas y amigos de la peruana hablaron sobre la joven en la ceremonia, recordando breves anécdotas que compartieron con ella.

Paz de Noboa era hija única en su familia. De acuerdo a informaciones del Club Rotary (con el que "Tika" viajó a Estados Unidos a través de su programa de intercambio estudiantil), se espera que un miembro de dicha organización acompañe los restos de la adolescente, de regreso al Perú.

Vale recalcar que miembros del Club, así como de la comunidad de White Salmon (el pueblo de Portland donde vivía Paz), han creado un fondo, en memoria de la peruana.

Las donaciones pueden enviarse a:

The Rotary Foundation (Donor Advised Fund, in memory of Tika Noboa) No. 100372, c/ o The Ayco Co., P.O. Box 15203, Albany, NY 12212-5203.