López Obrador agradeció a Trump tras reunión: "Usted no nos ha tratado como colonia"

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se reunió con el mandatario estadounidense Donald Trump y destacó que durante el encuentro honrara la condición de nación independiente que tiene su país. Reconoció también que ambas naciones tienen diferencias en su relación bilateral, pero han optado por privilegiar el entendimiento.

Trump - López Obrador
Los presidentes de Estados Unidos y México se reunieron en la Casa Blanca. | Fuente: EFE

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, agradeció este miércoles a su homólogo estadounidense, Donald Trump, por no tratar México como una “colonia” y que la haya respetado como una “nación independiente”.

Ambos mandatarios brindaron una declaración conjunta, situados en dos podios y rodeados de banderas de México y Estados Unidos en la Casa Blanca. Allí el presidente mexicano expresó su satisfacción por la forma en que Trump se mostró en la reunión que ambos mantuvieron.

"Usted no nos ha tratado como colonia, al contrario ha honrado nuestra condición de nación independiente. Por eso, estoy aquí. Para expresar al pueblo de EE.UU. que su presidente se ha comportado hacia nosotros con gentileza y respeto. Nos ha tratado como lo que somos: un país y un pueblo digno, libre, democrático y soberano", dijo López Obrador en la Casa Blanca.

Trump escuchó atentamente las palabras en español de López Obrador a través de un auricular negro y tuvo la cabeza girada hacia el mandatario mexicano con la vista fija en él. La declaración de López Obrador emocionó al presidente estadounidense, que justo después agitó el puño en señal de satisfacción y respondió: “Eso es fantástico, gran trabajo, muchas gracias, muchas gracias, señor presidente. Un gran trabajo, gracias”.

En su discurso, el jefe de Estado mexicano se refirió a la historia imperialista de Washington en el continente americano y elogió a Trump por no haber seguido la Doctrina Monroe, acuñada en el siglo XIX y que sirvió a EE.UU. para atribuirse derechos unilaterales sobre Latinoamérica frente a las potencias coloniales europeas.

"Lo que más aprecio es que usted nunca ha tratado de imponernos nada que viole o vulnere nuestra soberanía. En vez de la Doctrina Monroe, usted ha seguido en nuestros caso el sabio consejo del ilustre y prudente George Washington, quien advertía de que las naciones no deben aprovecharse del infortunio de otros pueblos".

El presidente mexicano también reconoció que actualmente los dos países enfrentan diferencias en la relación bilateral, pero consideró que ambos han optado por "privilegiar el entendimiento".

"Con respeto a nuestras soberanías, en vez de distanciarnos, estamos optando por marchar juntos hacia el provenir. Es privilegiar el entendimiento, lo que nos une y hacer a un lado las diferencias o resolverlas con dialogo y respeto mutuo", subrayó.

Aunque no lo mencionó, el muro y la inmigración centroamericana a través de México son dos de los temas que más diferencias crean entre los dos líderes, aunque ambos prefirieron centrarse en el tema central de la visita: la celebración de la entrada en vigor del tratado comercial T-MEC entre Canadá, México y EE.UU.

EFE