Representación artística de un pájaro elefante y su pichón. | Fuente: Jaime Chirinos 2009

(Agencia N+1 / Víctor Román). En la actualidad, el avestruz es el ave más grande que existe con un aproximado de 2.8 metros de alto y 156 kilos de peso. Sin embargo, aun así con esas impresionantes medidas, está lejos de ser el ave más grande que alguna vez deambuló por la Tierra.

De acuerdo a una investigación publicada en el journal Royal Society Open Science, ese título se lo lleva una especie de pájaro elefante recién identificada. Esta extinta ave, que no podía volar, vivió en Madagascar hace más de 1.000 años y pesó cerca de 800 kilos con una altura de 3 metros. Era tan pesada como un dinosaurio.

Especie ya conocida

Los investigadores han recogido los huesos de las aves elefantes (Aepyornithidae) desde mediados del siglo XIX, pero erróneamente los atribuyeron a otra especie de ave elefante, conocida como Aepyornis maximus, dijo el investigador principal del estudio James Hansford, investigador postdoctoral de la Sociedad Zoológica del Instituto de Zoología de Londres.

"Comprender la diversidad en estas aves gigantes extintas ha sido un nudo taxonómico durante unos 150 años", dijo Hansford a Live Science. Esto se debe a que los paleontólogos, llevados por el entusiasmo, comenzaron a nombrar especies indiscriminadamente a menudo de especímenes incompletos.

Con el fin de aclarar la confusión, Hansford utilizó una cinta métrica y calibradores para analizar cientos de huesos de elefantes que se encontraban en museos de todo el mundo. Algunos estaban rotos, por lo que ideó un programa de computadora para llenar los vacíos. Después de trazar los tamaños de los huesos en el programa, Hansford descubrió que estos huesos se dividían en grupos distintos, revelando tres géneros y cuatro especies distintas. El investigador nombró a la ave recién descubierta Vorombe titán, que significa "ave grande" en malgache. 

Aepyornis maximus | Fuente: Wikimedia Commons

Hansford y el co-investigador del estudio Samuel Turvey escriben en su estudio que si se comparase a V. titan en base su tremendo peso, podría notarse que es tan grande como el Europasaurus, un pequeño saurópodo (un dinosaurio de cuello largo), que pesaba alrededor de 690 kg.

Más estudios

El nuevo hallazgo "probablemente refuerce el caso de que este sea el ave más grande", dijo Daniel Ksepka, un experto en aves fósiles y curador del Museo Bruce en Greenwich, Connecticut, que no participó en la investigación. Ksepka señaló que, aunque el ADN se degrada rápidamente en lugares cálidos como Madagascar, sería interesante que los investigadores pudieran extraer ADN de los huesos de las aves de elefante.

Esto se debe a que la moa hembra es casi el doble del tamaño que el macho, por lo que es posible que algunos de estos especímenes de aves sean simplemente machos y hembras de la misma especie. Sin embargo, los investigadores escribieron que esto es poco probable, ya que existen "patrones complejos de variación" entre los diferentes grupos de huesos.

Además, estudiar esta extinta especie más de cerca nos puede ayudar a entender el impacto que puede tener la ausencia de una especie en un ecosistema. Cuando las aves elefantes herbívoras se extinguieron hace unos 1.000 años, en gran parte debido a los cazadores humanos, el ecosistema de Madagascar cambió. Las plantas que dependían de las aves para comer y dispersar semillas enfrentaron una batalla desalentadora para sobrevivir. Conocer todo esto al detalle nos puede ayudar en nuestros esfuerzos de conservación.

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

¿Qué opinas?