Un joven de 21 años murió en Australia luego de agregar cafeína pura a su batido de proteínas

Lachlan Foote fue encontrado muerto por sus padres en el baño de su casa el pasado 1 de enero. Seis meses después, los médicos forenses determinaron que el joven murió por consumir una cantidad letal de cafeína.

El exámen forense arrojó algo sorprendente. | Fuente: Composición

Un joven de 21 años murió el pasado 1 de enero en Sidney, Australia, tras colocarle a su batido de proteínas dos cucharadas de cafeína. Lachlan Foote, regresaba de una fiesta de Año Nuevo cuando ingirió la bebida. Seis meses después de su muerte, su padre, busca crear consciencia sobre estas mezclas tras la información del médico forense.

Nigel Foote, padre del joven, contó la historia de su hijo a través de su cuenta de Facebook. Él indica que la muerte de su hijo la causó la dosis letal de cafeína que consumió la noche anterior a su muerte. "No deseo seguir hablando sobre la muerte de mi hijo en Facebook, pero estoy publicando esto porque existe la posibilidad de que salve la vida de alguien", escribe el padre del joven.

En la publicación, detalla que cada cucharada de cafeína pura equivale entre 25 y 50 tazas de café. La explicación se agrava cuando este indica que la cafeína pura es "un producto que se comercializa como un suplemento dietético y a menudo se utiliza como un aditivo en batidos de proteínas, es legal y fácil de encontrar en línea".

También detalló que su hijo había salido de fiesta la noche anterior con sus amigos por fiestas de Año Nuevo y tomó la bebida llegando a su casa, a las dos de la mañana. De acuerdo con la autopsia el joven no había ingerido mucho alcohol, ya que el informe demostró que sólo tenía una cantidad de 0.05 en la sangre.

Es entonces que tras el descarte de consumo de alcohol, determinaron que el joven había muerto por una toxicidad aguda de cafeína. A pesar de ello, Nigel afirma que no culpa a quien haya compartido o vendido el polvo a su hijo, dado que seguramente tampoco sabía de sus efectos letales.

¿Qué opinas?