El Gobierno español informó que hasta el momento no han podido establecer contacto con los 23 tripulantes del barco petrolero “Mattheos I”, entre ellos dos peruanos, que fue secuestrado el pasado miércoles por un grupo armado en aguas de Togo, en el Golfo de Guinea.

Ni el Ministerio español de Asuntos Exteriores ni la compañía Consultores de Navegación han podido entablar contacto con el barco después de que el Gobierno de Filipinas asegurara que los marineros están sanos y salvos.

La portavoz de la compañía operadora, Sheena Campbell, se mostró sorprendida por el comunicado de las autoridades filipinas cuando no hay constancia de que haya habido ningún contacto con la tripulación.

Por su parte, el portavoz del Gobierno español, José Blanco, dijo que "no hay novedades" e hizo hincapié en que se está actuando con "prudencia y discreción".

La empresa que seleccionó a la tripulación, Ibernor, con sede en Bilbao (norte de España), confirmó que además de los cinco españoles y de los catorce filipinos, a bordo del barco iban dos ucranianos y dos peruanos, el capitán Luis Alberto Chamochumbi, y un marinero que tendría doble nacionalidad española.

La empresa encargada de seleccionar el personal ha conseguido contactar hasta ahora con 20 de 23 de los familiares a los que ha transmitido su "apoyo" y "preocupación", ya que no tiene noticias sobre la situación del barco.

EFE