Bangladesh: Una estudiante fue quemada viva porque denunció a su director de acoso sexual

Nusrat Jahan Rafi tenía 19 años cuando fue rociada en querosene y prendida en fuego por sus compañeros de colegio, quienes exigían la liberación del director y la culpaban a ella de los tocamientos indebidos. Su caso ha conmocionado a la población del país.

Nusrat Jahan Rafi llegó al hospital con el 80% del cuerpo quemado. | Fuente: Twitter

Nusrat Jahan Rafi, una joven de 19 años de Bangladesh fue asesinada por sus compañeros de colegio días después de que esta denunciara al director de su colegio por realizarle tocamientos indebidos. Ellos le rociaron querosene y le prendieron fuego. La muchacha terminó con el 80% del cuerpo quemado,

Todo comenzó el pasado 27 de marzo, cuando el director de la escuela de Jahan Rafi la llamó a su despacho. Ahí, el supuesto docente comenzó a tocarla sin su consentimiento. La joven, en su defensa, salió corriendo de la oficina espantada y acudió donde las autoridades policiales para hacer la denuncia respectiva.

Ahí un policía tomó su declaración grabándole el rostro, que la joven lo llevaba tapado con sus dos manos por vergüenza. De acuerdo con ABC de España, en lo grabado se oye al agente decirle que es una exageración lo que narra. Días más tarde dicha grabación se filtró en medios locales.

Luego de que se hiciera pública la denuncia, el director fue detenido. Pero estudiantes del colegio realizaron plantones y eventos para exigir su libertad mientras que empezaban a culpar a la joven del mismo acoso que sufrió. Las acusaciones fueron incrementando y el pasado 6 de abril, Jahan Rafi acudió a su colegio para tomar un examen sin pensar que sería su último día de clases.

Al llegar, compañeras suyas la alertaron de que una de sus amigas estaba siendo agredida en la azotea del colegio. Al llegar, varios compañeros cubiertos con burkas empezaron a presionarla para que retirara los cargos hacia el director. La joven, al negarse, fue rociada con querosene y le prendieron fuego.

Los asesinos querían que todo pareciera un suicidio, pero su plan falló. Nusrat llegó a salir con vida de la escuela cuando acudió la ambulancia. En el trayecto al hospital, ella pudo grabar una declaración de lo sucedido antes de morir.

Su caso ha conmocionado a la población del país y ha abierto un serio debate en el país asiático por la desprotección que sufren las mujeres antes actos machistas. Miles de personas acudieron a su funeral y se manifestaron para que haya más protección a las mujeres en Bangladesh.

¿Qué opinas?