Evo Morales aterrizó en México. | Fuente: AFP

El expresidente boliviano Evo Morales llegó este martes al aeropuerto de la Ciudad de México después de aceptar la oferta de asilo político que le hizo tras su renuncia el mandatario mexicano, Andrés López Obrador.

Morales llegó en un avión de la Fuerza Aérea de México que lo trasladó desde Bolivia, en un periplo lleno de cambios de último momento por parte de varios gobiernos que afectaron el plan de vuelo previsto inicialmente.

"Gracias a México, a sus autoridades, pero también quiero decirles que mientras tenga la vida seguimos en política, mientras esté en el tren de la vida sigue la lucha, y estamos seguros que los pueblos tienen todo el derecho de liberarse", dijo en una primera declaración en el hangar del Ejército mexicano.

Al llegar al aeropuerto de la capital mexicana, Morales saludó con la mano nada más poner un pie fuera del avión y fue recibido por el canciller mexicano, Marcelo Ebrard. Se acompaña del vicepresidente de Bolivia, quien también ha renunciado, Álvaro García Linera.

Ebrard le dio su más "cordial bienvenida" a Evo Morales y su comitiva en un día de "alegría" por lograr dar asilo a Morales. En una primeras palabras, Morales, visiblemente cansado, tachó de "golpe de Estado" lo acontecido en Bolivia tras las elecciones del 20 de octubre.

Unos 200 periodistas se concentraban en el antiguo hangar presidencial de la Ciudad de México, algunos después de haber pasado la noche allí, para esperar la llegada de Evo Morales.

El Gobierno de México le concedió el asilo a Morales por razones humanitarias "en virtud de la urgencia que afronta en Bolivia, donde su vida e integridad corren peligro", explicó el canciller Ebrard en un mensaje a medios este lunes.

(Con información de AFP)


¿Qué opinas?