Los Gobiernos de Bolivia y Chile anunciaron hoy que "buscarán alcanzar resultados tan pronto como sea posible" sobre la demanda de La Paz de una salida al Pacífico, que tratarán los presidentes Evo Morales y Sebastián Piñera en una reunión que aún no tiene fecha definida.

Así lo anuncia un comunicado de los ministros de Exteriores de Bolivia, David Choquehuanca, y Chile, Alfredo Moreno, al termino de la segunda reunión de la Comisión Binacional de Alto Nivel, que se celebró en La Paz, un acto sin precedentes en 60 años.

Los cancilleres convinieron que los trabajos futuros, "recogiendo adecuadamente la sensibilidad de ambos Gobiernos, buscarán alcanzar resultados tan pronto como sea posible, sobre la base de propuestas concretas, factibles y útiles para el conjunto de la agenda", dice el documento, leído por Choquehuanca.

Bolivia pide una salida al Pacífico, que perdió en una guerra que libró junto con Perú frente a Chile hace 134 años.

Por ese conflicto, La Paz y Santiago no tienen relaciones diplomáticas desde 1962, salvo un paréntesis entre 1975 y 1978, y solo intercambian cónsules.

El reclamo es parte del diálogo bilateral desde 2006, junto con otros doce temas, como recursos hídricos fronterizos, el ferrocarril Arica-La Paz y asuntos jurídicos y económicos.

Al consultar la prensa si es posible lograr este año un acuerdo, Moreno dijo que "no hay fórmulas mágicas" de su país para resolver el problema, pues la solución provendrá de un "trabajo mancomunado" que reunirá "los intereses de ambos países".

Reconoció que será "una labor difícil y ardua", pero que Chile y Bolivia pondrán sus mejores esfuerzos.

"Más que hablar de un plazo, puedo decirle que estamos con gran premura de hacer las cosas, en la manera más seria, más profunda, mejor estudiada, pero también con la mayor celeridad posible", dijo el ministro chileno.

Agregó que para "ser más efectivos y buscar el mejor desarrollo" del dialogo, se mantendrá "un cierto grado de reserva y privacidad hasta el momento en que se pueda ofrecer alternativas que la gente pueda evaluar sus beneficios y costos".

Choquehuanca resaltó, al igual que la prensa boliviana en los últimos días, que es la primera visita en varias décadas de un canciller chileno a La Paz para analizar el reclamo marítimo "al más alto nivel".

Morales aseguró recientemente que tiene "mucha confianza" en Piñera para "resolver" el conflicto y lograr una salida al mar, si bien advirtió que no puede esperar otros cien años por una solución.

Horas antes de la cita de este lunes, resurgieron versiones de prensa sobre una supuesta propuesta de Bachelet a Bolivia hace años para ofrecer un enclave sin soberanía en el litoral en Tarapaca, pero Moreno ya advirtió el año pasado que Piñera no es partidario de dividir el territorio chileno.

La comitiva chilena que estuvo en Bolivia menos de diez horas la integraban, además de Moreno, los directores de Bilaterales, Pedro Suckel; de Fronteras y Límites, Anselmo Pomés, y de Relaciones Internacionales, Jorge Bunster, además de asesores técnicos.

Por Bolivia participaron la viceministra de Exteriores, Mónica Soriano, y el cónsul en Santiago, Walker San Miguel. EFE