Rinocerontes africanos
Los cazadores buscan los cuernos de los rinocerontes, que se venden sobre todo en los mercados asiáticos, donde se le atribuyen propiedades curativas y afrodisíacas. | Fuente: AFP

Un total de 31 rinocerontes han sido asesinados por cazadores ilegales desde octubre de 2018 en el delta del Okavango (norte de Botsuana), lo que supone un incremento considerable de la caza furtiva de este animal, en peligro de extinción en todo el mundo, según informó este martes el Gobierno del país.

El pasado octubre, el ministerio de Medioambiente, Recursos Naturales, Conservación y Turismo ya dio a conocer que desde abril habían sido asesinados nueve rinocerontes, aunque desde entonces y en solo tres meses los furtivos han acabado con otros 13.

"Esto sitúa el número de rinocerontes cazados desde octubre de 2018 en 31, de los cuales 23 fueron rinocerontes blancos y 8, negros", dijo el ministerio en un comunicado.

A principios de octubre, las organizaciones conservacionistas ya advirtieron de que los rinocerontes podrían desaparecer en Botsuana para 2022 si se mantienen los graves niveles de caza furtiva actuales.

"El Gobierno ha reforzado considerablemente sus esfuerzos para atajar la situación de caza furtiva con intervenciones que han permitido recuperar algunos cuernos y armas de caza", explica el ministerio en el comunicado, donde informa de que siete furtivos han muerto en estas operaciones, al resistirse a ser arrestados.

Más de 400 ejemplares

La población actual de rinocerontes de este país del África meridional se sitúa solo ligeramente por encima de los 400 ejemplares y la mayoría viven en la zona del delta del Okavango (norte).

Botsuana es también famosa por ser el país del mundo con mayor población de elefantes.

En cuanto a los amenazados rinocerontes, la gran mayoría de los ejemplares que aún existen en el mundo están en la vecina Sudáfrica, una nación en la que la caza furtiva también está en aumento desde hace una década.

Los cazadores buscan los cuernos de los rinocerontes, que se venden sobre todo en los mercados asiáticos, donde se le atribuyen propiedades curativas y afrodisíacas.

En el mercado negro, el cuerno alcanza valores de entre 60.000 y 80.000 dólares por kilo.

EFE