El cuerpo de Bomberos informó este sábado que 23 personas son consideradas desaparecidas por la riada de lodo y residuos minerales provocada por la ruptura de los diques de dos depósitos de desechos de una mina, que afectó el jueves a siete pueblos en el sureste de Brasil.

Entre los desaparecidos, hay trece trabajadores de la minera Samarco, propietaria de los depósitos de residuos que se rompieron, y otras diez personas supuestamente se encontraban en los poblados que fueron barridos por la avalancha.

Hasta ahora, las autoridades no habían dado cifras sobre el número de personas desaparecidas en los siete pueblos afectados, que dependen administrativamente de la ciudad de Mariana, en el estado de Minas Gerais.

La minera Samarco, responsable de las actividades en el área, informó en un comunicado de que "no hay confirmación de las causas y la completa extensión de lo ocurrido", pendiente de las investigaciones.

Samarco, una filial conjunta de la brasileña Vale con la australiana BHP, señaló que la revisión realizada en julio de 2015 no encontró ningún fallo en la seguridad de las barreras. 

EFE