Foto: AFP

El número de víctimas por las lluvias que castigaron esta semana la región serrana del estado brasileño de Río de Janeiro se elevó a 617, informó la Defensa Civil hoy, cuando el gobierno regional declaró estado de calamidad pública en los municipios más afectados.

Según el último boletín de la Defensa Civil, las lluvias y, principalmente, los deslizamientos de tierras de la madrugada del miércoles, que sepultaron cientos de viviendas construidas en las faldas de las montañas, provocaron 279 muertes en la ciudad de Nueva Friburgo, 263 en Teresópolis, 56 en Petrópolis y 19 en Sumidouro.

El mismo boletín indica que al menos 6.050 personas perdieron sus viviendas y que otras 7.780 tuvieron que abandonarlas temporalmente y refugiarse en gimnasios y escuelas públicas debido a que están ubicadas en áreas de riesgo.

Pese a que las autoridades carecen de cifras concretas de desaparecidos, una central montada en Teresópolis registró denuncias de familias que buscan a 88 personas y un puesto en Petrópolis elaboró una lista de otras 36 que no han sido localizadas por sus parientes.

-EFE-