COVID-19
El plan definitivo de vacunación de Portugal, en el que faltan por definir dónde se administrarían a la población, entre otras cuestiones, deberá estar elaborado antes de Navidad, fecha que contará con restricciones también aún por concretar. | Fuente: EFE

Los planes de vacunación frente a la COVID-19 en Portugal, aún en estudio, proponen que el grupo prioritario para inmunizarse sean ciudadanos de entre 50 y 75 años que tenga alguna enfermedad grave, así como trabajadores y ancianos en residencias de mayores y profesionales sanitarios.

El grupo ha sido delimitado en un documento preliminar creado por la comisión de especialistas nombrada por la Dirección General de Salud (DGS), presentado hace días al Consejo Nacional de Salud Pública y divulgado este viernes en medios locales.

Según el documento, en una primera fase se vacunarían 750.000 personas en Portugal -que cuenta con 10 millones de habitantes-, sobre todo personas de entre 50 y 75 años con cuadros clínicos considerados graves, como insuficiencia cardíaca, respiratoria o renal, así como personal de residencias de ancianos y los mayores que allí vivan.

Además, según confirmó a la emisora TSF el portavoz del Consejo Nacional de Salud Pública, Jorge Torgal, estarían en ese grupo profesionales sanitarios de "primera línea", los que atienden a pacientes covid y los que están en cuidados intensivos.

Les seguirán en una segunda fase miembros de las fuerzas de seguridad y protección civil, otros grupos de personal médico, así como ciudadanos de entre 50 y 75 años con enfermedades crónicas como diabetes, cáncer, o dolencia pulmonar.

En total este grupo sumaría casi 3 millones de personas.

El plan definitivo de vacunación de Portugal, en el que faltan por definir dónde se administrarían a la población, entre otras cuestiones, deberá estar elaborado antes de Navidad, fecha que contará con restricciones también aún por concretar.

Portugal se encuentra en estado de emergencia, el nivel de alerta más alto del país, hasta el 8 de diciembre, aunque el presidente portugués, Marcelo Rebelo de Sousa, ya avisó de que podría ser necesario prorrogarlo más allá de esa fecha.

Gran parte del país está bajo toque de queda entre las 23:00 y las 5:00 horas, que durante los fines de semana y festivos es todavía más restrictivo (de 13:00 a 5:00 horas) en los municipios con una incidencia a 14 días superior a los 480 casos por 100.000 habitantes.

Desde que comenzó la pandemia se han registrado 280 394 positivos y 4 209 fallecidos.

(Con información de EFE)

NUESTROS PODCASTS

'Espacio vital': En este programa el Dr. Elmer Huerta dio cuenta de los avances en el diagnóstico y tratamiento del nuevo coronavirus, como la prueba casera Lucira Covid-19 o la eficacia del 70% de la vacuna de AstraZeneca y Oxford.