EE.UU. advierte a Europa de que el gigante chino Huawei hace peligrar la OTAN

Estados Unidos señaló que la multinacional china Huawei, que pretende desarrollar las futuras redes móviles de 5G en Europa, "podría comprometer lo que es la alianza militar más exitosa de la historia, la OTAN".

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, durante una conferencia de prensa en Munich, en Alemania. | Fuente: EFE

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, advirtió a los aliados de la Unión Europea de que si se sirven de empresas tecnológicas chinas para desarrollar sus futuras redes móviles de 5G, su asociación corre "peligro" ante los riesgos de seguridad implícitos.

"Confiar en los proveedores chinos de 5G podría hacer que sistemas críticos de nuestros socios se volvieran vulnerables a trastornos, manipulación o espionaje", alertó Esper en una rueda de prensa tras participar en una reunión de dos días de los ministros de Defensa de la OTAN.

"Esto podría poner en peligro nuestras comunicaciones, capacidades y, por extensión, nuestras asociaciones", agregó.

Para hacer frente a esa situación, el jefe del Pentágono instó a "las compañías tecnológicas aliadas y estadounidenses a desarrollar soluciones alternativas de 5G".

La UE, pero especialmente EE.UU., han puesto al gigante tecnológico chino Huawei en el punto de mira porque consideran un riesgo que esté obligado por ley a cooperar con las autoridades de China.

Esper explicó que abordó con los aliados de la UE durante una cena de trabajo en el marco de la reunión la cooperación entre la OTAN y la Unión, las amenazas híbridas y "el reto que supone China".

"Seguí enfatizando a nuestros socios de la UE que la legislación sobre el Fondo Europeo de Defensa y las directrices de la PESCO (una iniciativa para que los europeos puedan cooperar más en proyectos de Defensa) para que participen países terceros deben permitir que Estados Unidos y otros aliados de fuera de la UE formen parte y compartan su saber hacer en estas iniciativas", indicó.

Para Esper, "tenemos que continuar los esfuerzos que complementen las actividades de la OTAN e impulsen la cooperación transatlántica".

"Especialmente ante una China más asertiva y en crecimiento. Los aliados de la OTAN deben considerar cuidadosamente los riesgos a largo plazo de las elecciones económicas y comerciales que hacen, en particular sobre la integración de telecomunicaciones chinas en la infraestructura de la Unión Europea", continuó.

Esper declaró que, a fin de cuentas, "las empresas de telecomunicaciones chinas tienen la obligación legal de proporcionar apoyo y asistencia técnica al Partido Comunista" del país, lo cual "preocupa profundamente", concluyó.

EFE

¿Qué opinas?