Al menos 89 personas murieron tras el paso de un devastador tornado la pasada noche por la localidad de Joplin, en el estado de Missouri, informó hoy el gerente municipal de esa ciudad, Mark Rohr, a medios estadounidenses.

El responsable local del municipio ubicado en el suroeste de Missouri dijo a la prensa que el tornado aplastó edificios enteros y que podría haber más víctimas mortales.

Por su parte, el director de los servicios de emergencias de Joplin, Keith Stammer, calculó que entre una décima y una quinta parte de la ciudad ha quedado destruida tras el paso anoche del tornado.

HAGA CLIC AQUÍ PARA VER MÁS FOTOS


"El área por donde cruzó el tornado está en el centro de la ciudad y tiene una alta densidad de población", señaló Stammer en declaraciones a la cadena CNN, antes de añadir que más de 40 agencias gubernamentales de Kansas, Arkansas, Oklahoma y Missouri se han sumado a las tareas de socorro.

De otro lado, el gobernador de Missouri, Jay Nixon, quien ayer ordenó la intervención de la Guardia Nacional del Estado, dijo que el tornado ha causado "una devastación total" y que "el hospital está derruido" y la escuela de secundaria también.

La portavoz de la municipalidad Lyn Ostot indicó que una franja de aproximadamente un kilómetro de ancho fue la más afectada por el paso del tornado en la ciudad, que tiene unos 50.000 habitantes.

La fuerza del tornado lo muestra el hecho de que residentes en el condado Dade, a unos 110 kilómetros de Joplin, encontraron hoy en sus jardines material procedente del hospital Saint John"s, de Joplin.

EFE